Vivimos en la sociedad de la inmediatez, lo queremos todo en el momento y nos cansamos del trabajo a medio o largo plazo, en el que la recompensa no parece estar asegurada.

 

Parece que se nos olvida que muchos de los actores y actrices más conocidos de Hollywood, empezaron trabajando en un supermercado, así como algunos de los mejores grupos de música del momento, recibieron un millón de veces la palabra “NO”, cuando presentaban sus trabajos en las discográficas.

 

Quizás es más fácil tirar la toalla al tercer intento, que seguir teniendo constancia y trabajo en la sombra, para conseguir “algún día”, ese sueño por el que nos levantamos cada mañana.

 

Y cuando tiramos la toalla, comenzamos equivocadamente en otro camino, con la esperanza de conseguir el objetivo en el momento…y de nuevo volvemos a toparnos con el mismo problema.

 

La mayoría de las metas que requieren mucho esfuerzo y un tiempo considerable, caen en el camino, quedándose en leves recuerdos de lo que pudo haber sido y no fue….

 

Y es que la “suerte” existe para unos pocos, pero para el resto de la humanidad, hay algo infalible que nos acerca milímetro a milímetro al éxito……sin fórmulas secretas ni conjuros mágicos…..se llama CONSTANCIA y todos las poseemos.

 

Recuerda:

- El “NO” como respuesta, no es definitivo, sólo significa “ahora no”, sigue intentándolo.

- El trabajo constante, es el medio de alcanzar todo lo que soñamos y cuando más grande es el sueño, más constante debe ser nuestro trabajo.

- Cuando estés a punto de tirar la toalla, mira hacia atrás y observa lo que has avanzado….nadie sabe dónde está la oportunidad, pero si no lo intentas, no lo lograrás.

 

 

      LA CONSTANCIA, EL SECRETO DEL ÉXITO