CÓMO AFRONTAR EL CÁNCER EN FAMILIA

En cualquier familia, los adultos son los encargados de dar ejemplo de fuerza vital y fortaleza a los más pequeños de la casa, pero qué ocurre, cuando una enfermedad como el cáncer, entra a formar parte del hogar…

Suele llegar como un huracán que lo destruye todo a su paso, no encontrando el consuelo necesario, ni la manera de explicarlo fuera del drama al que estamos acostumbrados.

Pero si además, la enfermedad le sobreviene a un@ de nuestr@s hij@s, la cosa se vuelve incompresible, dando lugar, al más oscuro de los momentos vitales

Pues bien, lo primero a tener en cuenta, debería ser la aceptación, como parte de una estrategia que consiste en, no malgastar nuestras fuerzas negando la evidencia, resistiéndonos o victimizándonos con pensamientos negativos, para afrontar la nueva situación, con una nueva perspectiva.

La vida es un juego, una yincana de pruebas en la que tenemos que luchar con todas nuestras fuerzas, pensando con optimismo, en que lo vamos a lograr.

Los pensamientos generan energía y la energía genera cambios…. Pensar en curación, te acercará más a ella.

Cuando entra la enfermedad en nuestra familia, tenemos que entenderla como una enseñanza de vida, algo que nos muestra la poca importancia que tienen las cosas materiales, las discusiones triviales o esas preocupaciones que nos parecen un mundo…

Todo deja de tener importancia para mostrarnos que lo único que nos mueve ese motor de la vida es el AMOR….

Recuerda:

  • Ante la enfermedad, reserva todas tus fuerzas y no te empeñes en negarla o victimizarte, eso no sirve para alcanzar la curación.
  • Acéptala y empieza a crear momentos positivos que contrarresten los complicados.
  • Tómalo como un juego, el tablero es la vida y las fichas las mueves tú, si no juegas con determinación y confianza, no saldrán las fichas que necesitas para lograr el éxito.
  • La actitud es lo más importante, céntrate en pensamientos positivos.
  • VISUALIZA a diario, que todo ha pasado y a por todas!! 

Ponle a tu hij@ este video, para ayudarle a afrontar la enfermedad.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *